Elisabeth Blake

Description:

Image Hosted by ImageShack.us

Bio:

Trouble

Al oeste de Maldavia,en una pequeña ciudad llamada Brigardine, nació la pequeña Elisabeth, hija del general Atronius, un gran soldado. Este enseñó a su hija todo lo que pudo, pero la joven era imprudente, rebelde y alocada, siempre se peleaba con los demás niños por cualquier cosa, y siempre alegaba que eran débiles. Tras varios intentos por parte de su padre de enderezarla, consiguió que se alistase en la guardia, pero el resultado fue nefasto, pues a sus 15 años de edad ya tumbaba a los guardias más fuertes y mejor entrenados, nunca dejaba de demostrar su fortaleza y su férrea voluntad.

A los pocos meses fue despedida de la guardia por golpear a otro guardia y mandarle al galeno, una fractura de mandíbula y un par de dientes extraídos cerraron las puertas de su vida como parte de la guardia, así pues se entrenó con un viejo amigo suyo en el arte de la esgrima, Alexander Nightlein, quien había conseguido convertirse en guardia real.

Su padre, ya mayor y sin ninguna esperanza para su hija, decidió darle una última oportunidad de honrar a la familia, esto consistía en ayudar a un amigo de la familia a transportar unas cosas hasta su taller, ella aceptó sin vacilar, siempre había querido a su padre y le estaba agradecida. En ese mismo día, mientras paseaba para dirigirse al lugar donde había quedado, no pudo evitar ver como 3 hombres atracaban a una mujer con intenciones de propasarse con ella, y sin vacilar, cogió a uno de ellos del cuello y le hundió el puño en el estómago, los otros 2 intentaron agarrarla, pero sin casi despeinarse los abatió. La mujer agradecida le tendió la mano y se fue.

Tras haber hecho el trabajo que su padre le pidió, regresó a casa. Nadie podía haber predicho lo que se encontró allí, la mujer que había salvado era la nueva sirvienta de su familia, ésta la reconoció, contándole a su padre sin perder ni un segundo lo que había pasado. El general colocó su mano en la cabeza de su hija y la acarició, mientras le decía que había llenado de orgullo su corazón y el de toda la familia.

Años después, Elisabeth ya era una auténtica guerrera, temida, admirada y respetada tal como su padre antes que ella, nadie que la retaba salia bien parado, y con un corazón fuerte y una habilidad sin par, decidió seguir su propio camino, hasta que un día recibió una carta de su amigo Alexander pidiéndole ayuda, así que no dudo ni un instante, y fue a encontrarse con él, eso sí, si alguien intentaba detenerla o cruzarse en su camino, ya podía ir despidiéndose de sus dientes…

Elisabeth Blake

Dark Requiem ANARF